Historia de España: los orígenes

El universo se creó hace unos 13.700 millones de años cuando Dios explotó (lo que se conoce popularmente como Big Bang). Aproximadamente 10 minutos después ya se había formado el Espíritu Nacional Español y, lo que es más importante, se ponían las sólidas bases para el desarrollo de la Constitución de 1978.

En aquellos tiempos remotos el universo era denso y caótico, como una sopa de átomos. Pero poco a poco, gracias a la raza y a la furia, algunos de los átomos se fueron ligando formando una proto-España. No en vano historiadores como Amando de Miguel, Pío Moa o César Vidal afirman que España es la nación más antigua de Europa. Mis estudios indican que no sólo de Europa sino del universo. Más antigua que la formación de las galaxias y, por supuesto, mucho más antigua que la Tierra.

Mientras los demás átomos, que debían formar nebulosas, galaxias y otros cuerpos, continuaban formando un caldo displicente, los átomos españoles rugían con fuerza, se ordenaban y se organizaban con auténtico fervor patriótico. Quizá para algunos científicos «ortodoxos» pueda sonar exagerado pero los átomos españoles tenían prisa por formar España.

Según el historiador Stanley G. Payne, los átomos españoles están compuestos de electrones, protones, neutrones y quarks, como los patriotones, constitucionalistones o carlinos, además de sus correspondientes antipartículas: masones, separatistones, comunistones y maricones.

Gracias a la casta de la fuerza nuclear débil, las antipartículas se convirtieron en partículas nacionales o fueron destruidas por fotones llenos de garra y de gallardía.

El resto del universo continuaba a la deriva pero eso no era óbice para que los átomos españoles siguieran con su particular Cruzada. Se combinaron formando moléculas de casta y de hombría y, en pocos miles de años se había formado prácticamente Covadonga, a la que los científicos se refieren como La Cuna de España. Los átomos patrios, llenos de orgullo, adquirieron propiedades hasta entonces inauditas, como la dualidad onda-partícula y, haciendo caso omiso de las presiones universales respecto al principio de incertidumbre de la mecánica cuántica, continuaban la magna obra de la Construcción Nacional. La aparición de Covadonga en el universo creó un campo gravitatorio suficientemente estable para que a su alrededor pudieran formarse la Catedral de Burgos y El Escorial.

En un par de millones de años la Nación Española era una realidad, la reserva espiritual de la galaxia (que aún se hallaba en estado embrionario). Viendo que todo aquello era bueno, el resto de átomos se fueron concentrando alrededor de España y así se formaron la Tierra y el Sol.

La aparición de los aminoácidos y de las primeras formas de vida, como bacterias, protozoos y Rodrigo Díaz de Vivar era tan solo cuestión de tiempo. Pero eso ya es otra historia.

11 comentarios sobre “Historia de España: los orígenes”

  1. Tres preguntes, admirat Monsieur Perelló:
    Vol dir tot això que Espanya guanyarà el Mundial?
    Ho sap Jorge Wagensberg?
    Com encaixa l’existència de Mediapark i de l’Àngel Casas Show en tot plegat?

  2. Tot fent córrer el dial, aquest matí he passat per l’acollidora llar de la cope, i la tercera frase que els he sentit ha estat, textualment, «España començó antes de Cristo».
    Olé.
    (i olé)
    (això, després de dir que la separació entre Església i estat és un principi fonamental del cristianisme, però aquesta ja seria una altra història que ara no ve massa al cas…)

  3. Crec sens dubte que la fragmentació d’Espanya és una il·lusió òptica d’alguns. Mai es fragmentarà, com tampoc desapareixerà Iberia, ni la fúria espanyola, ni els toros d’Osborne entre d’altres.

  4. Em trec el barret i aplaudeixo fins que se’m «despellejin» -perdó pel barbarisme, però m’ha vingut de gust- les mans.

    Quin gran escrit. Oh! Ohh! OOOhhhh!!! Magnífic!

  5. senzillament genial.

    Aviat veurem reportatges a libertaddigital sobre aquest tema.

    «Orgulloso de ser español»

    Realment, Perelló, et mereixes una beca de l’insitut Juan de Mariana.

    Brillant

  6. Vaya vaya, España centro del universo.Siempre he oído decir la frase «Si hay alguien más irónico que un inglés es un vasco» Está usted haciendo cátedra de la ironía ¿Será vasco?Yo sí, no me diga «yo tampoco»FantásticoSigo leyendoEva Huarte

Los comentarios están cerrados.