Archivo de la etiqueta: periodisme

La marina rusa realizará maniobras con icebergs

La cúpula militar rusa ha ordenado la congelación del presupuesto de la marina, fijado a día de ayer en ocho rublos y tres chapas de Pepsi, por lo que las maniobras que debían ser llevadas a cabo en submarinos nucleares de la armada se verán substituidas por ejercicios sobre icebergs.

El Comandante Mayor de la Segunda Flota del Cáucaso, Igor Mazinger, insinuó con leves movimientos de cejas que tales maniobras ya fueron ensayadas durante la Guerra Fría con notable éxito y que, incluso durante la crisis de los misiles de 1963, una flota de icebergs al mando del teniente Julajov fue desplazada a las costas de Cuba con desigual resultado.

Fiestas gerundenses de San Narciso 1809: actos

Concurso Mayorazga de la villa, resultados:

MARGARITA AYMERICH, descalificada por difteria.
MONTSERRAT BOSCH, descalificada por amputaciones.
MONTSERRAT SISTACHS, descalificada por desnutrición.
MARÍA SURIÑACHS, descalificada por bigotuda.
FRANCISCO DESCLOTH, descalificado.

Juegos florales, resultados:

ANTONIO FERRER, vencedor con Me han muerto todo el ganado.
MIGUEL SAMSÓ, accésit con La humareda tapa el Canigó y el Oñar y lo tapa todo.
FRANCISCO DESCLOTH, descalificado.

Clonación: seriedad

Esta mañana leo con indignación el anuncio a bombo y platillo de que científicos de Corea del Sur han conseguido clonar treinta embriones humanos.

¿Adónde vamos a llegar? Dicen que puede suponer la solución a problemas como el alzheimer y el parkinson. ¿A quién pretenden engañar? Son problemas que no preocupan a los españoles; ni siquiera aparecen en el barómetro del CIS.

Utilizar niños clonados para cuidar de enfermos de alzheimer o de parkinson se me antoja una monstruosidad ética sin precedentes que sólo pretende arañar un puñado de votos de la izquierda radical. ¿Por qué no se dedican los científicos coreanos a experimentos que pongan fin al terrorismo, al paro o al desorbitado precio de la vivienda en vez de embarcarse en empresas contra natura?

¿Alarmismo? No. Primero será un ejército de zombis clonados que cuidarán de nuestros enfermos pero, ¿y luego qué? ¿Coparán puestos de trabajo precario destinados a inmigrantes? ¿Sustituirán a mano de obra cualificada en labores mecánicas y repetitivas en cadenas de montaje? Quién sabe si las multinacionales que huyen de Cataluña en pos de reducir costes no se esconden tras estos intereses aberrantes.

La Iglesia debería mover ficha y pronunciarse sobre tan espinoso tema. No puede mantener una equidistancia cómplice que sólo beneficia a los verdugos.

Trabajada victoria del Barsa en Figueras por un contundente 1-1

De nada sirvió el punch ambiental en Figueras con las más de 35 gargantas que rugían atronadoras jaleando a los suyos e intentando amedrentar a los contrarios. De nada sirvieron los intentos mediáticos de convertir el match en un cara o cruz para el técnico barcelonista. Y de mucho menos sirvió el gol del Figueras cuando corría el minuto 12 en el cronómetro del colegiado, pues a la postre el FC Barcelona se impuso en la Final de la Copa Dalí por un holgado 1 a 1.

Es cierto que el resultado puede llamar a engaño, pero los hombres de Rajgaard dejaron claro desde el pitido inicial que estaban allá para acallar las numerosas críticas recibidas en estos días.

El ambiente fue impresionante, tanto dentro del rectángulo de juego como en los aledaños. El árbitro del colegio castellano-pucelano Garbaje-Odín estuvo discreto y amonestó a Ramallets (discreto) por parte del Barsa y al joven con el dorsal número 4 del Figueras (intermitente) por repetidas entradas al juez de línea. No le tembló la mano a la hora de señalar orsays, que los hubo a porrillo ni se amilanó ante los cánticos xenófobos de los 2 ultras figuerenses que fueron desalojados directamente a la cárcel sin pasar por la casilla de salida y sin cobrar 20.000.

Los de Riikjard llevaron la iniciativa del encuentro excepto en los momentos en que no lo hicieron, lo que encrespó al respetable, que no dudó en airear con saña los pañuelos blancos. En el minuto 5 una internada de Chavi (sobresaliente), que vio el partido desde el banquillo, provoca un rifirrafe en el área local y pone el cuero con suavidad a los pies de Koeman (tenso), que chuta sobre el cuerpo del líbero del Figueras (voluble). Ambos se perdieron por encima del larguero. El técnico local empezaba a inquietarse en la banda y ordenó a Cardeñosa (fatal) y a Juanele (ausente) que permutaran sus demarcaciones, lo que estimuló el contragolpe azulgrana, ya que Juanele (ausente) murió hace años y su espacio quedó descubierto.

Los errores tácticos se pagan caros y en metálico, o eso debieron pensar los aficionados de casa, cuando, soliviantados por la ineptitud del entrenador le arrojaron monedas a mansalva.

La inoportuna lesión de Canito (posibilista), el veloz volante interior del Figueras, que abandonó la cancha inconsciente pero por su propio pie, marcó el principio del fin del equipo albi-blanco. Quizá emulando el espíritu del genial pintor catalán que da nombre a la Copa Dalí, la defensa optó por un contumaz catenaccio que obligó al enganche a replegarse sobre sí mismo y a los medias puntas a ejercer de zagueros. El Barsa impuso su mejor condición física y contrarrestó el ultradefensivo 8-1-1 con un audaz 0-1-9.

Rischkar no dejaba de mascar chicle en el banquillo del equipo de la ciudad condal y echaba mano continuamente de la libreta. Sus muchachos se lo estaban pasando en grande, tocando, triangulando y fallando en boca de gol. Los ronditos se sucedían y la defensa local se desquiciaba.

En la segunda mitad, más de lo mismo. El público, cariacontecido comenzaba a desfilar consciente de que aquello acabaría en desastre. Pero lo mejor estaba por llegar. Al filo del minuto 15 de la reanudación, el colegiado interpreta como voluntario un puñetazo del central en la boca del estómago de Zárate (voluntarioso) y sin dudarlo señala el punto de penalti. Tangana monumental, pitada en las gradas, gritos de «Basta ya» y otras sandeces.

Reshjaanrjk mueve los brazos señalando jugada estratégica y el pibito Saviola (candente) coge carrerilla. El portero Alfeñiz (desatendido), impávido bajo el arco no puede evitar que el balón le golpee en la cara y debe ser retirado del terreno de juego por las asistencias sanitarias mientras reciben capones.

En la última media hora del encuentro el FC Barcelona impuso su casta gallarda en la frontal del área y aprovechó los desajustes de la línea defensiva y los episódicos cortes de luz en el estadio para poner la puntilla al inofensivo Figueras que, recordemos, se está pudriendo en las divisiones inferiores.

Al final todos contentos y cordial encajada de tortas entre los presidentes de los dos clubes.

Fallece Copito, un gorila singular

Tras una larga enfermedad degenerativa, una esclerosis múltiple que lo había postrado en silla de ruedas desde la juventud, el famoso gorila albino Copito de Nieve falleció esta semana en el aeropuerto de Bangkok al aplicarle los veterinarios que lo custodiaban una inyección letal para mitigarle el sufrimiento y el tedio vital.

El único gorila blanco del mundo había sido secuestrado en los años sesenta por la guerrilla indígena de negros de un remoto país africano. Tras asesinar a su madre utilizando métodos ponzoñosos y drásticos, los salvajes capturaron a Copito, aún niñito-gorila, y se lo vendieron por 15.000 pesetas al Caudillo, quien, en muestra de buena voluntad para con la ciudad de Barcelona y apoyando el Fórum de las Culturas, lo regaló al zoológico de la localidad.

Copito fue bautizado y aseado para ser posteriormente presentado en sociedad. Hizo buenas migas con el alcalde Porcioles y, aún en cautividad extrema, destacó como un espíritu libre dado a la masturbación en público.

Puesto que los ecologistas siempre se negaron a serrarlo por la mitad para contarle los anillos, nunca se pudo saber a ciencia cierta su edad, pero los expertos aseguran que en el momento de fallecer podía tener unos 3.000 años de edad.

Afilióse al PCE de joven, donde escribió numerosa poesía y novela policíaca. Quizá su creación literaria más famosa sea la del detective Mike Hammer aunque él siempre se consideró «más poeta que otra cosa». No en balde el cantautor Luis Llach musicó numerosos poemas del gorila, entre ellos La gallineta y La gallina turuleca.

Durante su cautividad en el zoo de Barcelona desarrolló una intensa actividad intelectual observando plátanos y se despertó en él un profundo amor por el Egipto faraónico y Marilyn Monroe. Se le acusó por ello de «comercial y mariquita» aunque jamás pudo demostrarse que fuera comercial.

En varias ocasiones el Presidente de la Generalidad quiso condecorarle con la Medalla de Honor de San Jordi aunque Duran y Lleida siempre se mostró cauto y remiso: «Le pincharía», aseguraba el número cuatro de ZiU.

A la esclerosis múltiple que contrajo por vía venérea se le sumó en la última temporada un cáncer de piel muy grotesco que llevó a las autoridades competentes a aislarlo y mantenerlo oculto de la vista de las criaturas.

Sumido en una grave depresión tras dejar de fumar por prescripción médica, la pasada semana Copito de Nieve fue sacrificado en la más estricta intimidad, en la terminal internacional del aeropuerto de la capital de Tailandia.

Su muerte ha puesto más si cabe el dedo en la llaga y ha reabierto el temido debate entre los partidarios de la eutanasia y los detractores de este tipo de crimen. Unos abogan por matar a diestro y siniestro al menor signo de indisposición mientras los otros se mantienen firmes ante la negativa de no tocar ni una coma de la Constitución.

Al conocerse la luctuosa noticia se multiplicaron las muestras de solidaridad y duelo y se abrió la veda para las especulaciones absurdas sobre qué hacer con el cuerpo unánime del gorila. Mientras el alcalde de Barcelona se mostró partidario en un principio de «disecarlo», el teniente coronel del zoológico, Jorge Portabella insistió en deshacerse del cadáver quemándolo. La propuesta de IC-EU-Els Verds-NS/NC de descuartizarlo y venderlo en carnicerías musulmanas fue descartada de inmediato.

Así pues, descansa en paz, Copito de Nieve, gorila guapo.

La televisión pública en Venezuela

Rebuscando entre mis notas y mis dispersos efectos personales tras una explosión de gas en mi domicilio particular, encontré, entre otras perlas, una gráfica de audiencias de la televisión venezolana correspondiente al tercer semestre del pasado ejercicio.

Grata fue mi sorpresa al comprobar que el ecléctico gusto del telespectador medio de aquélla república lanza jugosas reflexiones que conviene tener en cuenta.

Llama la atención que en el país venezolano el programa de mayor audiencia durante el periodo fuera la conocidísima soap sit drame colombiana Yo soy Betty la fea. Uno se pregunta inmediatamente si la admiración por el culebrón del país vecino tiene algo de demagógico, de envidia solapada o de complejo de castración. Tales sospechas no hacen más que confirmarse observando el espectacular cher (share) obtenido por el film de Spike Lee Clockers, que fue emitido el 21 de agosto en el espacio Súper Cine Charro .

Da la impresión, asimismo, que la complicada situación política que atraviesa Venezuela tiene su reflejo en los programas que más interesan en la televisión pública y que permiten al espectador medio sublimar sus miedos y odios mediante el ejercicio del boyerismo. Ejemplos contundentes son la gran aceptación del partido de basquebol Tau-Fuenlabrada (emitido por AstraCaribe) y de la serie de policías Los faisanes de las cejas, una farsa en clave de tolchou donde varios agentes del cuerpo de seguridad cocinan en diferentes puntos del continente latinoamericano.

Sin embargo, estos claros ejemplos no deben llevarnos al engaño de creer que la televisión pública venezolana es un camino de rosas. Queden ahí rotundos fracasos como el concurso familiar La bañera femenina o los espacios informativos Hacia dónde camina ese chamo o Jaimes en acción, ambos conducidos con sutil ironía por el popular comunicador José Cernícalo Higosas que realiza doblete presentando en el canal de pago FerrocarrilTV el espacio lúdico Culatazo amigo.

En resumen, que uno no debe tomarse a la ligera los conflictos internos de un país sin haber repasado antes cómo funciona su televisión pública. Venezuela es un caso singular que aúna chabacanería con transparencia y rigor.

Buenos días.