Dos cosas sobre la misión Apolo XII

1. No sé para qué narices mandaron a tres tíos a la Luna, si a duras penas cabían.

2. Alguien les tendría que haber dicho que no hay atmósfera y que, aunque ya hubieran aparcado la nave, NO se podían quitar el casco.
14229_10202699252503427_6521287876679043851_n[1]