Archivo de la categoría: Textos

Lettre d’agradeciment après j’ai gagné le Prix Goncourt

Mesdammes et messieurs del juré,

je suis encore en choc et très agradecide pour cette prix que vous m’avait concedu. Je suis en choc pour deux raçons, principellement.

Première raçon: je ne parle pas bien le français, comme vous verrait. Je soul le chapurreé, et très mauvement, pour certe. Per cette motive je suis très sorprendu quand j’ai eté telefoné pour me comuniquer que j’ai gagnait vôtre tremendament pretigieusse galardeaun.

Seconde raçon: j’ai ne ecrit pas de livre, roman o quelque chose parecide. Oui, j’ai une bloc à la internette, bien sûr, mais je ne croix possible qu’il est merecedeur de ningoun prix, et moins d’un prix famosse comme le Goncourt.

À dûres pennes je suis capable d’anomener plus de cinc auteurs françaisons: Sartre, Zola, la femme de Sartre, Saint-Exúberant…

Je me temme que tout est un grand malentendu et vous avait cometide un erreur – pout etre que vous avait confondu mon email avec autre auteur de prestige internationelle, comme Sartre ou Zola.

Pour cettes motiffs je ne pui d’accepter le prix. Ce serie un insulte pour vôtre pays et pour vôtre riche coultoure. Mais, vraiment, c’est un incentive pour moi d’écrire, puisque je suis passant un mauvais moment creative. Il y a vingt annes que je suis offusqué et bloquée avec le pavoir de la feuille en blanche. Je n’ai pas trouvé encore que chose de dire, et bien plus, je ne sais pas si j’ai le talent ou la virtuosité pour écrire : il y a tellement de livres dejà écrits.

Oui, reéllement j’ai écrit deux livres : des biographies de deux chanteurs de cette concours télévisuel ( Operación Triunfo ), mais enfin, ces livres-ci ne sont pas rien d’autre monde, bien que ma mère les a acheté et elle es très orgueilleuse de moi. Mais toutes les mères sont orgueilleuses de sons fils, non ?

 

Attentamont,

B. Perelleau

Peluquería natural

El otro día pasé por delante de una peluquería que se anunciaba como «Peluquería natural». No se me ocurre de qué manera puede ser natural un corte de pelo o hacerse unas mechas. Lo natural, en todo caso, sería no cortarse el pelo. O si, como me temo, se refieren a que usan champús y crecepelos «sin químicos», confío en que la peluquería esté termosellada y en ella no haya más que vacío absoluto, porque, si no es así, todo lo que espero encontrar dentro es una estafa.

Quizás soy un ignorante y la «peluquería natural» es un concepto que se me escapa. Quizás cortan el pelo usando herramientas de sílex, o usando la tradicional (lo tradicional siempre es bueno; hay que ser conservador) y milenaria (lo milenario siempre es bueno; pensemos en el Halcón Milenario) peluquería azteca o china. Quizás a base de tocar en la planta de los pies meridianos energéticos concretos el pelo te queda escalonado, o con bucles, o te sale una permanente fabulosa.

Estoy pensando en abrir una «óptica natural». Cada vez que venga un miope lo abrazaré y le diré que allí no vendemos gafas porque son lo más antinatural del mundo. ¿Acaso los árboles llevan gafas? Le diré que acepte la miopía porque, como cualquier otro defecto congénito o enfermedad, es lo natural. Y luego le cobraré 299 euros y le ofreceré, por un euro más, un segundo par de nada.

Ya no soy Biel

Soy el final de LOST
Soy el reactor de Chernobyl
Soy el sistema Betamax
Soy la invasión de Perejil

Soy las películas del AVE
Soy un recordatorio de comunión
Soy Rausan
Soy las frutas de Aragón

Soy un Trinaranjus
Soy el Renault Twingo
Soy un anuncio de YouTube
Soy una noche en el Bingo

Soy el de barba de La Trinca
Soy una bolita homeopática
Soy una hamburguesa de tofu
Soy la amiga simpática

Soy el Bob Esponja de la Puerta del Sol
Soy TuristaEnTuPelo
Soy la matrícula del gimnasio
Soy La puerta del cielo

Soy la Copa de la UEFA
Soy la Intertoto
Soy una muñeca chochona
Soy un perrito piloto

Soy el Hindenburg
Soy una rima de Mecano
Soy UPyD
Soy el amigo vegano

Soy Waterworld
Soy el que perdió su silla
Soy Marina d’Or
Soy la Expo de Sevilla

Soy Jar Jar Binks
Soy el moño masculino
Soy el Windows 8
Soy un Grammy latino

Soy el príncipe nigeriano
Soy un comercial de Vodafone
Soy el pesado del butano
Soy Tom Doniphon

Soy la gala de los Goya
Soy el doblaje de El Resplandor
Soy un calcetín desparejado
Soy la flamenca sobre el televisor

Soy el mono de IKEA
Soy un tatuaje de Camarón
Soy una Barbie sin cabeza
Soy los Greatest Hits de O-Zone

Soy el hijoputa del tiempo
Soy una serie española
Soy un tango
Soy Rompetechos gritando a una farola

Soy Jesse Pinkman
Soy el inspector Clouseau
Soy Ringo Starr
Ya no soy Biel Perelló

14 canciones que debes escuchar y que te resumimos por si no tienes tiempo de escucharlas

Nessun dorma, Luciano Pavarotti.
Un gordo disfrazado da alaridos en un decorado de Jurassic Park.

Jardín prohibido, Sandro Giacobbe.
Un caradura se acuesta con la mejor amiga de su novia y pretende justificarse diciendo que pensaba en ella durante el coito.

Pacto entre caballeros, Joaquín Sabina.
Un presunto cantante sufre síndrome de Estocolmo.

Cruz de navajas, Mecano.
Terrorismo machista.

La flaca, Jarabe de palo.
Un turista sexual se enamora de una anoréxica, posiblemente, menor de edad.

Waka Waka, Shakira.
Imitación de cantos de cortejo del león marino / sucesión de indescifrables códigos encriptados para células durmientes de Al Qaeda

Bailar pegados, Sergio Dalma.
Un cantante de Sabadell se hace pasar por un cantante italiano que canta en español, con erótico resultado.

Devuélveme a mi chica, Hombres G.
Retrato nostálgico de una generación cuyo ideal de éxito era poseer un Ford Fiesta blanco y un jersey amarillo.

Sólo pienso en ti, Víctor Manuel.
Tierna historia de amor entre un periodista deportivo y una simpatizante de UPyD.

I’ve got you under my skin, Frank Sinatra.
Reflexiones de un infectado de peste negra.

Suzanne, Leonard Cohen.
Un joven cantautor pasa la tarde en casa de la loca de los gatos.

Waterloo, Abba.
Dos matrimonios suecos analizan los errores tácticos que llevaron a Napoleón a perder su imperio.

Hotel California, Eagles.
Reseña muy negativa de un establecimiento de hostelería, mucho antes de que se inventara TripAdvisor.

Good vibrations, Beach Boys.
Un surfista eufórico nos cuenta que los resultados de la biopsia son esperanzadores.

Enrique V

Escena I

 

(ENRIQUE V pasa por delante de una gasolinera. Se queda mirando un cartel que dice «HAY LATAS DE GASOLINA»)

ENRIQUE V (lee): «Horchatas La Levantina»… Ahora mismo entro y me pido una, con la sed que tengo…

(ENRIQUE V entra en la gasolinera. Detrás del mostrador está el dependiente GASOLÍNEZ)

ENRIQUE V: Póngame una bien grande.

GASOLÍNEZ: Enseguida, señor. ¿La quiere de 98 octanos, súper…?

ENRIQUE V: Que esté bien fresquita.

GASOLÍNEZ (aparte): Otro cliente graciosillo, ¡brrrrr!

(Le da una lata. ENRIQUE V la abre y le pega un trago)

ENRIQUE V: ¡Puag! Esto sabe a rayos. Voy a denunciarle, mercachifle de tres al cuarto.

GASOLÍNEZ: ¿Cómo se atreve, lombriz cabezona?

ENRIQUE V: ¡Y encima me insulta! ¡Grillo patatero! ¡Valenciano de pacotilla!

 

Escena II

 

(ENRIQUE V en la acera, con un ojo morado, le habla a una farola)

ENRIQUE V: Como lo oye, señor guardia… ¡Pero no se quede ahí como un pasmarote y haga algo!

TELÓN.

Origen de las tradiciones navideñas

Pesebre
Entró Jesús en el Templo de Jerusalén y halló a los mercaderes jugando a un juego de mesa y les dijo: “¿Qué hacéis, pecadores?”. Y ellos le contestaron: “Jugamos a un juego de rol llamado World of Warcraft, donde las figuritas pintadas a mano representan a los ejércitos sobre este bello tablero que es una maqueta a escala de un campo de batalla”. Y Jesús dio un manotazo al tablero y expulsó a los mercaderes del templo. Y dijo a sus discípulos: “A partir de ahora usaremos este tablero para representar el pesebre donde nací, y estos orcos serán los pastorcillos que vinieron a adorarme. Haced esto en conmemoración mía”.

-Mateo, 6:24.

 

Lotería y niños de San Ildefonso
Y el Rey Herodes hizo matar a todos los primogénitos, pero un pastor llamado Ildefonso escondió a cientos de niños bajo su lecho de paja. Y al descubrirlo, Herodes montó en cólera y dijo a Ildefonso: “Oh, tú que osas desafiarme: condeno a tus niños a la esclavitud eterna y que los hijos de sus hijos durante mil generaciones tengan que sacar bolas numeradas de un bombo gigante”.

-Lucas, 1:3.

 

Villancicos
Y llegó Jesús con sus discípulos a la plaza del mercado de Jerusalén y vio que lo que allí ocurría no era bueno, pues había tres hombres de un lejano país tocando la guitarra y molestando a la gente que tomaba vino en las terrazas de las tabernas. Y como los tres hombres cantaban con voz de trueno ‘Borriquito como tú’, Jesús se acercó a ellos y los expulsó a patadas y se quedó con su guitarra. Y dijéronle los discípulos: “Maestro: no tenemos dinero para comer. Quizás si tocaras la guitarra y cantases bellas canciones, esta buena gente de las terrazas nos daría algunas monedas”. Y así fue como Jesús comenzó a tocar bellas melodías autobiográficas que narraban el milagro de su nacimiento en Belén y la gente de las terrazas lloraba de emoción y los colmaba de monedas.

-Marcos, 4:3.

 

Estrella de Oriente
Y los tres Sabios Magos de Oriente no sabían cómo llegar a Belén, pues el camino estaba muy mal señalizado y se extraviaron y llegando a Ciudad Real pararon a preguntar a un hombre que caminaba por la calle y le dijeron: “Oh, viandante, dinos cómo llegar a Belén, pues debemos ir a adorar al Señor”. Y el hombre dijo: “Estáis de suerte: soy el cantante Rafael y voy a Belén”. Y los tres Magos reconocieron a Rafael, pues era ciertamente un cantante de éxito y toda una estrella en Oriente. Y así fue como, guiados por Rafael, la estrella de Oriente, llegaron a Belén.

-Lucas, 1:7.

 

Papá Noel
Y entraron en Cafarnaún y vieron a una multitud que rodeaba la casa de un pastor. Y acercáronse y preguntó Jesús: “¿Qué hacéis aquí y por qué lleváis piedras y bastones?”. Y le contestaron: “Un ladrón llamado Klaus ha intentado entrar por la chimenea para robar en casa de Nicolás y es tan gordo que ha quedado atascado y ahora no podemos sacarlo para poder darle su merecido”. Y Jesús entró en casa del pastor y obró un milagro y el hombre gordo pudo salir de la chimenea, y cuando la multitud quiso matarlo, el Mesías les dijo: “¡Atrás! No tocaréis a este pecador, pues Klaus está arrepentido y a partir de ahora entrará por las chimeneas para obrar buenas acciones y colmaros de regalos. Así sea”.

-Juan, 3:16.

 

Cenas de empresa y amigo invisible
Y Jesús decidió celebrar la Última Cena, pero los discípulos ponían excusas porque les daba pereza y querían estar con sus familias. Pero Jesús les obligó a asistir y a intercambiarse regalos. Y como los discípulos eran pobres, los regalos eran de muy mala calidad. Pero cuando el Mesías abrió el suyo hubo gran admiración, pues era un televisor UHD 4K OLED de 52 pulgadas. Y hubo envidias, por lo que Jesús dijo: “Este regalo es de mi Padre, el mejor Amigo Invisible que existe. Haced esto en conmemoración mía”.

-Marcos, 9:6.

 

Árbol de Navidad
Y subió Moisés al monte Sinaí y vio una zarza que ardía sin consumirse, y un ángel le dijo: “Esta zarza es Yahvé”. Pero Moisés no le creyó y pasó de largo. Y Yahvé montó en cólera y volvió a poner a prueba a Moisés y esta vez tomó forma de abeto y le dijo: “Moises, yo soy el que soy”, pero Moisés no creyó que aquel abeto tan feo pudiera ser el Padre Celestial. Y Yahvé, lleno de ira, entonces tomó forma de abeto con bellos adornos colgando de sus ramas y con luces que parpadeaban y con guirnaldas doradas. Y entonces Moisés sí que le creyó y se postró ante él. Y dijo Yahvé: “Deja tus zapatos junto a mi tronco, pues esta es tierra sagrada”.

-Éxodo, 3:2.

 

Nochevieja
Y al abrirse el Séptimo Sello los arcángeles tocaron doce veces la campana después de que los cuatro Jinetes tocaran los cuartos. Y hubo llantos y crujir de dientes. Y Yahvé ordenó que con cada campanada los pecadores comieran una uva. Y los que no murieron atragantados fueron condenados a ver las mismas actuaciones musicales una y otra vez, año tras año. Y como no escarmentaban, los condenó a disfrazarse con gorros de cartón y matasuegras y a pagar cantidades desorbitadas por entrar en cualquier local, por los siglos de los siglos.

-Apocalipsis, 5:12.

 

Comida de Navidad
Y celebró Jesús su cumpleaños ofreciendo un banquete de Padre y muy Señor mío y se acercó un pastor que le dijo: “Si tú eres el Mesías que todo lo sabe tengo una pregunta para ti: ¿cómo funciona la Ley d’Hondt?”. Y Jesús le ofreció un plato de sopa y una copa de cava y le dijo: “Mi reino no es de este mundo, pero siéntate con nosotros, allí, junto a mi cuñado, que él sí que todo lo sabe y te dará conversación lleno de gozo”. Y tras una larga sobremesa el pastor se arrepintió de haber pecado de soberbia, pues el cuñado del Mesías no paraba de hablar. Y Jesús dijo a los presentes: “Haced esto en conmemoración mía”.

-Mateo, 12:15.

 

Anuncios de juguetes
Las muñecas de Famosa se dirigieron al portal para hacer llegar al Niño su alegría y su amistad y Jesús en el Pesebre sonrió, pues estaba alegre. Nochebuena de amor, Navidad jubilosa. Es el mensaje feliz de las muñecas de Famosa.

-Marcos, 2:1.